Voter’s Edge California
Conozca la información antes de votar.
Voter’s Edge California
Ir a la parte superior de la página
Presentado por
MapLight
League of Women Voters of California Education Fund
November 8, 2016 — Elección General de California
Boleta y información de la votación para el Mendocino County.
Este archivo pertenece a una elección pasada.

— Costos de Medicinas RecetadasCompras estatales de medicinas recetadas. Estándares de tarificación.Initiative Statute

November 8, 2016Elección General de California

State of California
Prop. 61 — Costos de Medicinas Recetadas Initiative Statute - Majority Approval Required

Comparta Esta Página

To learn more about measures, follow the links for each tab in this section. For most screenreaders, you can hit Return or Enter to enter a tab and read the content within.

Resultados electorales

No se aprueba

6,254,342 votos si (46.8%)

7,109,642 votos no (53.2%)

  • 100% de distritos activos (24,847/24,847).

Prohíbe al estado comprar medicinas recetadas a un fabricante de medicinas a un precio mayor que el precio más bajo que el Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos paga por el medicamento. Excluye los programas de atención administrada financiados por medio de Medi-Cal.

Fuente: The League of Women Voters of California Education Fund

Cómo está ahora

El estado de California gasta aproximadamente $3.8 mil millones en medicinas prescritas cada año. Estas medicinas se adquieren para pacientes de Medi-Cal, empleados estatales y prisioneros. Medi-Cal es el programa que provee beneficios de salud a los californianos de bajos ingresos. Medi-Cal y otras agencias del estado negocian con la compañías farmacéuticas que venden estas drogas para tratar y asegurarse que el estado obtenga una buena oferta de compra. El Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos (United States Department of Veterans Affairs, o VA) compra medicinas para los veteranos militares. El VA nacional a menudo obtiene mejores ofertas de medicinas que el estado de California.

¿Qué pasa si se aprueba?

Limitar la cantidad que el estado podría pagar por medicinas recetadas. A las agencias del estado no se les permitiría pagar más que lo que paga el Departamento de Asuntos de Veteranos por una medicina en particular. La Prop 61 aplicaría a la mayoría de las agencias del estado, excepto al “sistema de manejo de cuidados de salud” (managed care system) del estado, que cubre a 75 por ciento de la gente con Medi-Cal. El estado también haría revisiones regulares para asegurarse que los costos en medicinas no fueran más altos que los que paga el VA.

Efectos en el presupuesto estatal

Cuánto dinero pueda ahorrar el estado depende de muchos factores. No siempre es claro cuánto paga exactamente el VA por las medicinas. A veces, el VA negocia precios especiales no publicados con las compañías que venden las medicinas. Puede que el estado no encuentre esta información. Las compañías pueden también aumentar precios al VA como respuesta a la Prop 61, o rehusarse a ofrecer al estado los precios más bajos.

La gente a favor dice

- La Prop 61 aseguraría que California no pagara demasiado por drogas recetadas.

- La Prop 61 podría ahorrar al estado millones o miles de millones de dólares en costos de servicios de salud.

La gente en contra dice

- La Prop 61 no aplicaría al 88 por ciento de los residentes del estado, incluyendo a la mayoría de la gente que usa Medi-Cal.

- La Prop 61 removería los descuentos que actualmente recibe el estado e incrementaría los costos de los servicios de salud, no los reduciría.

Fuente: Fondo Educativo de la Liga de Mujeres Votantes

La pregunta

¿Debería prohibirse que las agencias estatales en general paguen más por cualquier medicina recetada que lo que paga por la misma el Departamento de Asuntos de Veteranos de EE.UU. (VA)?

La situación

El estado compra medicinas recetadas bajo varios programas que cubren a empleados estatales actuales y jubilados, internos en prisiones y personas registradas en Medi-Cal. El estado (1) compra algunas medicinas directamente de los fabricantes, o (2) les reembolsa el dinero a entidades que implementan programas estatales. Las compras significativas de medicinas generalmente se negocian para recibir precios de descuento.

El VA provee servicios de salud a aproximadamente nueve millones de veteranos en todo el país, incluyendo sus recetas médicas. Los precios que paga por estas medicinas están sujetos a límites federales y a menudo negocia descuentos adicionales, logrando en general precios más bajos.

El VA mantiene una base de datos pública con la lista de precios que paga por la mayoría de las medicinas. Sin embargo, es posible que la base de datos no exhiba los precios más bajos que se pagan por las medicinas por haber cláusulas de confidencialidad en los acuerdos de algunas compras.

La propuesta

La Prop. 61 prohibiría en general que las agencias estatales paguen más por las medicinas recetadas que el precio más bajo que paga el VA por la misma medicina después de todos los descuentos agregados. Esto aplicaría tanto a las compras directas del estado como a las hechas indirectamente a través de los reembolsos.

El programa estatal Medi-Cal ofrece cobertura de salud integral a los residentes de bajos ingresos del estado. La Prop. 61 aplicaría a su programa de servicios por cuota, que sirve aproximadamente al 25 por ciento de quienes reciben Medi-Cal, pero no a sus servicios administrados de salud, que sirven al restante 75 por ciento.

La Prop. 61 requeriría que el Departamento de Servicios de Salud (DHCS) verifique que las agencias estatales estén pagando lo mismo o menos que el precio más bajo pagado por el VA, con base en una comparación entre la misma medicina.

Efectos fiscales

Existe el potencial de que el estado obtenga reducciones al costo de las medicinas, pero hay mayor incertidumbre sobre la cantidad que se ahorraría.

La base de datos del VA no siempre identifica los precios más bajos que paga, y podría ser imposible obtener esta información. Entonces, el DHCS no tendría capacidad para evaluar el precio más bajo que paga el VA por una o varias medicinas.

A veces, las cortes permiten que las agencias estatales implementen leyes hasta un punto que sea practicable, como permitirle al estado pagar medicinas a un precio que no exceda el precio más bajo conocido del VA; pero eso es incierto.

Existen al menos dos posibles respuestas de los fabricantes a la Prop. 61:

Los fabricantes de medicinas podrían tratar de elevar los precios de ellas al VA.

Los fabricantes de medicinas podrían declinar ofrecer a California algunas medicinas que compra el VA.

Así, los ahorros anuales bajo la Prop. 61 podrían ser desde relativamente pocos hasta significativos.

Sus partidarios dicen

Los altos precios de recetas médicas son un asunto de vida o muerte. La Prop. 61 terminará con los precios insultantes.

La Prop. 61 da poder al estado para negociar para los contribuyentes iguales o mejores precios que los pagados por el VA.

Sus oponentes dicen

La Prop. 61 sólo cubre de manera arbitraria a un grupo de pacientes en ciertos programas del gobierno, quedando excluidos más del 88 por ciento de los californianos.

La Prop. 61 resultaría en la eliminación de los descuentos para medicinas que actualmente recibe el estado, incrementando sus costos de recetas, en vez de reducirlos.

Resumen

  • Prohíbe a los organismos estatales comprar medicamentos recetados a un fabricante de medicamentos a cualquier precio mayor que el precio más bajo que el Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos paga por el mismo medicamento, excepto según lo requiera la ley federal.
  • Se aplica a cualquier programa en el que el organismo estatal sea el pagador definitivo del medicamento recetado, incluso si el organismo estatal no compra el medicamento a su nombre.
  • Excluye las compras de medicamentos recetados para programas de atención administrada financiados por medio de Medi-Cal.

RESUMEN DEL CÁLCULO DEL ANALISTA LEGISLATIVO DEL IMPACTO FISCAL NETO SOBRE LOS GOBIERNOS ESTATAL Y LOCALES:

  • Posibles ahorros estatales de un monto desconocido, dependiendo de (1) cómo se procesen las impugnaciones de implementación de la iniciativa de ley y de (2) las respuestas de los fabricantes de medicamentos respecto a la disposición y el precio de sus medicamentos.
— Attorney General of California

Antecedentes

Pagos por Parte del Estado por Medicamentos con Prescripción

El Estado Paga por los Medicamentos con Prescripción a Través de Diferentes Programas Estatales. Por lo general, el estado paga por los medicamentos con prescripción a través de programas que brindan atención médica o seguro de salud a ciertos habitantes del estado. Por ejemplo, el estado paga por los medicamentos con prescripción a través de la cobertura de atención médica que se les brinda a los residentes con bajos ingresos del estado a través del programa Medi-Cal y a los empleados estatales activos y jubilados. El estado también brinda y paga por la atención médica de los reclusos, incluidos los costos de sus medicamentos con prescripción.

El Estado Paga por los Medicamentos con Prescripción de Diferentes Maneras. En algunos casos, el estado compra los medicamentos con prescripción directamente a los fabricantes de medicamentos. En otros casos, el estado paga por los medicamentos con prescripción aunque no sea el comprador directo de los mismos. Por ejemplo, el estado reembolsa a las farmacias minoristas por el costo de los medicamentos con prescripción adquiridos por las farmacias y entregados a las personas afiliadas a ciertos programas estatales.

Los Gastos Totales Anuales Estatales por Medicamentos Fueron Casi $3.8 Mil Millones en 2014-15. Como se muestra en el Gráfico 1, el estado gastó cerca de $3.8 mil millones en medicamentos con prescripción en 2014-15 para varios programas estatales. Los fondos del estado pagan aproximadamente la mitad del gasto general de medicamentos con prescripción del estado, y el resto se paga con ingresos federales y otros ingreso no estatales.

Fijación de Precios en General de los Medicamentos con Prescripción

Los Precios que Realmente se Pagan a Menudo Difieren de los “Precios al Por Menor” de los Medicamentos. Los medicamentos con prescripción vendidos en Estados Unidos tienen precios al por menor que son similares al precio de venta al por menor sugerido por el fabricante (Manufacturer’s Suggested Retail Price, MSPR) para automóviles. Quienes adquieren los medicamentos por lo general negocian los precios y a menudo reciben descuentos. Por consiguiente, el precio final que se paga por un medicamento con prescripción normalmente es más bajo que su precio de venta al por menor.

Compradores Diferentes a Menudo Pagan Precios Diferentes por el Mismo Medicamento con Prescripción. Con frecuencia no todos los compradores pagan un precio único por un medicamento con prescripción en particular. En cambio, es posible que compradores diferentes regularmente paguen precios diferentes por el mismo medicamento, hecho que refleja los resultados de las negociaciones entre los compradores y vendedores de medicamentos. Por ejemplo, dos compañías aseguradoras diferentes pueden pagar precios diferentes por el mismo medicamento, como lo pueden hacer dos agencias estatales autónomas, tales como el Departamento de Servicios de Atención de la Salud de California (California Department of Health Care Services, DHCS) y el Departamento de Salud Pública de California.

Los Precios que se Pagan por los Medicamentos con Prescripción a Menudo Están Sujetos a Acuerdos de Confidencialidad. Los acuerdos de compra de los medicamentos con prescripción suelen tener cláusulas de confidencialidad, cuyo propósito es prohibir la divulgación pública de los precios acordados. Por consiguiente, los precios de los medicamentos con prescripción pagados por una entidad particular, incluida una agencia gubernamental, pueden no estar disponibles al público.

Fijación de Precios de los Medicamentos con Prescripción por Parte del Estado

Estrategias Estatales para Reducir los Precios de los Medicamentos con Prescripción. Las agencias estatales de California trazan estrategias diversas para reducir los precios que pagan por los medicamentos con prescripción, las cuales normalmente suponen la negociación con los fabricantes de los medicamentos y los vendedores mayoristas. Las estrategias particulares varían dependiendo de la estructura del programa y la manera en la que los programas del estado pagan por los medicamentos. Por ejemplo, múltiples departamentos del estado de California negocian de manera conjunta los precios de los medicamentos con los fabricantes. Al negociar como una sola, entidad más grande, los departamentos estatales participantes logran obtener precios más bajos por los medicamentos. Otra estrategia estatal es negociar descuentos por parte de los fabricantes de medicamentos a cambio de reducir la carga administrativa general que recae sobre los médicos que prescriben los medicamentos de estos fabricantes.

Fijación de Precios de los Medicamentos con Prescripción por Parte del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) de Estados Unidos

El VA Brinda Atención Médica a los Veteranos. El VA brinda atención médica integral a aproximadamente nueve millones de veteranos en todo el país. Al hacer esto, por lo general el VA adquiere los medicamentos con prescripción que pone a disposición de los beneficiarios de su programa de atención médica de VA.

Programas para Reducir los Gastos Federales por Medicamentos con Prescripción. El Gobierno federal ha establecido planes de descuento que estipulan límites máximos a los precios que pagan compradores federales seleccionados por los medicamentos con prescripción, incluyendo el VA. Por lo tanto, estos planes terminan generalmente con precios más bajos a los disponibles para los compradores privados.

El VA obtiene Descuentos Adicionales por Parte de los Vendedores o Fabricantes de Medicamentos. Además de los planes de descuento federales descritos anteriormente, el VA negocia descuentos adicionales con los fabricantes o vendedores de medicamentos, lo cual reduce los precios por debajo de aquellos que pagan otros departamentos federales. Los fabricantes o vendedores ofrecen estos descuentos a cambio de que sus medicamentos sean puestos sin inconvenientes a disposición de los pacientes del VA.

El VA Publica Algunos Datos sobre Su Fijación de Precios para Medicamentos con Prescripción. El VA mantiene una base de datos pública que enumera los precios que la institución paga por la mayoría de los medicamentos con prescripción que adquiere. Sin embargo, y de acuerdo con el VA, es posible que la base de datos no muestre los precios más bajos pagados por algunos de los medicamentos por los que el VA haya obtenido descuentos adicionales negociados. Es posible que el VA no publique esta información sobre la fijación de precios en la base de datos, debido a las cláusulas de confidencialidad contempladas en ciertos acuerdos de compra de medicamentos, cuyo propósito es prohibir la divulgación pública de los precios negociados.

— Legislative Analyst's Office

Análisis del analista legislativo / Proposal

La Iniciativa de Ley Establece un Límite Máximo en el Monto que el Estado Puede Pagar por los Medicamentos con Prescripción. La iniciativa de ley prohíbe que las agencias estatales paguen por un medicamento con prescripción por encima del precio más bajo pagado por el VA por el mismo medicamento, una vez que se hayan considerado todos los descuentos tanto para las agencias del estado de California como para el VA.

La Iniciativa de Ley Aplica Siempre que el Estado sea el Comprador de Medicamentos con Prescripción. El límite máximo propuesto en la iniciativa de ley para los precios estatales de los medicamentos con prescripción aplica independientemente de la manera en que el estado paga por los medicamentos con prescripción. Esto aplica, por ejemplo, si el estado compra medicamentos con prescripción directamente a un fabricante o, por el contrario, reembolsa a las farmacias por los medicamentos que proveen a los afiliados en programas estatales.

La Iniciativa de Ley Exime a Una Parte del Programa Más Grande de Atención Médica del Estado de sus Requisitos de Fijación de Precios de Medicamentos. El programa estatal Medi-Cal ofrece cobertura médica integral a los residentes con bajos ingresos del estado. El estado administra Medi-Cal bajo dos sistemas de prestación de servicio distintos: el sistema de pago por servicio (que atiende aproximadamente al 25 por ciento de los afiliados a Medi-Cal) y el sistema de atención administrada (que atiende aproximadamente al 75 por ciento de los afiliados). Si bien la iniciativa de ley aplica al sistema de pago por servicio, exime al sistema de atención administrada de sus requisitos de fijación de precios de medicamentos antes descritos.

DHCS Debe Verificar que Las Agencias Estatales Cumplan con Los Requisitos de Fijación de Precios de Medicamentos de esta Iniciativa de Ley. La iniciativa de ley requiere que el DHCS verifique que las agencias estatales estén pagando el mismo precio, o un precio menor, al pagado por el VA por un medicamento en particular.

 

— Legislative Analyst's Office

Efectos fiscales

Al prohibir que el estado pague más por un medicamento con prescripción que el precio más bajo pagado por el VA, existe la posibilidad de que el estado obtenga reducciones en sus costos por medicamentos. Sin embargo, existen incertidumbres importantes respecto a (1) la implementación del requisito de la iniciativa de ley para establecer el precio más bajo y (2) la manera en que los fabricantes de medicamentos responderán en el mercado. Discutimos estas inquietudes a continuación.

Posibles Retos de Implementación Crean Incertidumbre Fiscal

Es Posible que Algunos Datos sobre la Fijación de Precios del VA No Sean Accesibles al Público. La iniciativa de ley por lo general exige que los precios de los medicamentos con prescripción pagados por el estado no excedan los precios más bajos pagados por el VA por un medicamento en particular. Tal como se mencionó arriba, la información de la base de datos pública del VA sobre los precios de los medicamentos con prescripción que adquiere no siempre refiere los precios más bajos que paga el VA. Esto se debe a que, al menos para algunos medicamentos, el VA ha negociado un precio más bajo que el mostrado en la base de datos pública y, por consiguiente, mantiene en modo confidencial esa información de precios. Queda incierto si el VA podría ser obligado a divulgar estos precios más bajos a una entidad—como el DHCS—que solicite esta información en conformidad con la Ley de Libertad de Información (Freedom of Information Act, FOIA) de carácter federal.

La aplicación de una excepción que establece la FOIA en cuanto a secretos comerciales e información financiera pudiera eximir al VA de divulgar al estado esta información confidencial sobre los precios de compra de medicamentos.

La Confidencialidad de los Precios de los Medicamentos del VA Podría Comprometer la Capacidad del Estado para Implementar la Iniciativa de Ley. Si legalmente el VA tiene permitido mantener confidencial parte de su información de fijación de precios de medicamentos, el DHCS no podría evaluar en todos los casos si las agencias estatales están pagando igual o menos que el precio más bajo pagado por el VA por el mismo medicamento. Esto limitaría la capacidad del estado para implementar la iniciativa de ley tal como está redactada. Sin embargo, para abordar los desafíos al implementar las leyes, en ocasiones los tribunales pueden otorgar libertad a las agencias estatales para implementar leyes al grado que sea factible, siempre y cuando la implementación sea consistente con el propósito de la ley. Por ejemplo, los tribunales pudieran permitirle al estado pagar por los medicamentos a un precio que no exceda el precio más bajo conocido pagado por el VA, en lugar del precio real más bajo, para permitir la implementación de la iniciativa de ley.

La Posible Confidencialidad de Los Precios Más Bajos Pagados por Medicamentos por el VA Reduce Pero No Elimina los Potenciales Ahorros del Estado. La posible confidencialidad de algunos de los precios más bajos del VA reduce mas no elimina el potencial de la iniciativa de ley de generar ahorros relacionados con el gasto del estado en medicamentos con prescripción. Si bien la información de la fijación de precios puede no estar disponible para algunos medicamentos con prescripción de más bajo precio del VA, los precios públicos de los medicamentos del VA han sido históricamente más bajos que los precios pagados por algunas agencias del estado de California por algunos medicamentos.

En la medida en que los precios de los medicamentos de la VA disponibles al público sean más bajos que los precios pagados por las agencias del estado de California, y que los fabricantes elijan ofrecer estos precios al estado, la iniciativa de ley ayudaría al estado a obtener ahorros por los medicamentos con prescripción.

Posibles Respuestas del Fabricante de Medicamentos Limitan los Ahorros Potenciales

Las Respuestas del Fabricante de Medicamentos Ante la Iniciativa de Ley Podrían Afectar Significativamente el Impacto Fiscal. Con el fin de mantener niveles similares de ganancias en sus productos, los fabricantes de medicamentos pudieran tomar acciones que mitiguen el impacto de la iniciativa de ley. Una razón clave de por qué los fabricantes de medicamentos tomarían acciones en respuesta a la iniciativa de ley se relaciona a la forma en que la ley federal regula los precios de los medicamentos con prescripción de los programas estatales de Medicaid. (Medi-Cal es el programa de Medicaid para California). La Ley federal les otorga derecho a todos los programas estatales de Medicaid a los precios más bajos para medicamentos con prescripción disponibles para la mayoría de los compradores públicos y privados en Estados Unidos (excluyendo a ciertos compradores, como el VA). Si ciertas agencias del estado de California reciben los precios del VA, tal como lo estipula la iniciativa de ley, se establecerían nuevos límites de precio para medicamentos con prescripción, con base en los precios del VA, para todos los programas estatales de Medicaid. Por consiguiente, la medida podría extender los precios favorables de medicamentos del VA a los programas de salud que atienden a decenas de millones de otras personas a nivel nacional, y ejercería presión adicional sobre los fabricantes de medicamentos para tomar acciones que protejan sus ganancias bajo la aplicación de la ley.

A continuación se muestran dos posibles respuestas del fabricante. (Consideramos que los fabricantes pudieran en última instancia aplicar ambas estrategias, al tiempo de ofrecer algunos medicamentos a los precios favorables para el VA.)

  • Los Fabricantes de Medicamentos Podrían Aumentar Los Precios de Los Medicamentos al VA. Al saber que la iniciativa de ley hace que los precios del VA sean el límite más alto que el estado puede pagar, los fabricantes de medicamentos elegirían aumentar los precios de los medicamentos al VA. Esto les permitiría a los fabricantes de medicamentos continuar ofreciendo medicamentos con prescripción a las agencias del estado, al tiempo que minimizan cualquier reducción a sus ganancias. En caso de que los fabricantes respondan de esta forma, los ahorros potenciales relacionados con el gasto estatal por los medicamentos con prescripción se reducirían.
  • Los Fabricantes de Medicamentos Se Negarían a Ofrecer al Estado los Precios Más Bajos del VA por Algunos Medicamentos. La iniciativa de ley no impone requisitos a los fabricantes de medicamentos para que le ofrezcan al estado medicamentos con prescripción a los precios más bajos del VA. Por otra parte, la iniciativa de ley restringe las medidas que el estado puede tomar (a saber, prohibirle al estado pagar más que los precios más bajos del VA por los medicamentos con prescripción). Por lo tanto, si los fabricantes deciden que no es de su interés extender el precio favorable del VA a las agencias del estado de California (por ejemplo, para evitar las consecuencias antes descritas), los fabricantes de medicamentos podrían negarse a ofrecerle al estado algunos medicamentos comprados por el VA. En esos casos, estos medicamentos no estarían disponibles para la mayoría de los compradores del estado. Por otra parte, el estado estaría limitado para pagar por medicamentos que el VA no compra o medicamentos que los fabricantes ofrecerán a los precios más bajos del VA. (Sin embargo, para cumplir con la ley federal, Medi-Cal tendría que ignorar los límites de precio de la iniciativa

    de ley y pagar por los medicamentos con prescripción, independientemente de si los fabricantes ofrecen sus medicamentos a los precios del VA o por debajo de estos.) Esta respuesta del fabricante podría reducir los ahorros potenciales del estado de acuerdo con la iniciativa dado que limitaría los medicamentos que el estado puede pagar a aquellos que, mientras cumplen con los requisitos de precio de la iniciativa de ley, son en realidad más costosos que los que actualmente paga.

    Resumen de los Efectos Fiscales Generales

    Como se analizó anteriormente, de adoptarse, la iniciativa de ley podría generarle al estado ahorros anuales. Sin embargo, el monto de cualquier ahorro es altamente incierto ya que dependería de (1) la manera en que se enfrentan los desafíos de la implementación de la iniciativa y (2) las respuestas inciertas del mercado por parte de los fabricantes de medicamentos hacia la iniciativa de ley.

    Como resultado, el impacto fiscal de esta iniciativa de ley en el estado es desconocido. Podría oscilar entre un efecto relativamente pequeño y ahorros anuales significativos. Por ejemplo, si la iniciativa disminuyera el gasto total del estado por medicamentos con prescripción, aunque fuese un pequeño porcentaje, el resultado se traduciría en ahorros para el estado en altas decenas de millones de dólares anualmente.

 

— Legislative Analyst's Office

Un voto por el SÍ significa

En general, las agencias estatales no podrán pagar un precio mayor por ningún medicamento recetado en relación con el precio más bajo pagado por el mismo medicamento por el Departamento de Asuntos para Veteranos de los Estados Unidos.

Un voto por el NO significa

que: Las agencias estatales podrán continuar con la negociación de precios y el pago de los medicamentos recetados sin consultar los precios pagados por el Departamento de Asuntos para Veteranos de los Estados Unidos.

Argumento A FAVOR

Las compañías farmacéuticas que generan enormes ganancias a partir de las enfermedades y la miseria de la gente no es solo un asunto moral. El alza de los precios de los medicamentos recetados son una cuestión de vida o muerte. Más estadounidenses mueren a causa de la hepatitis C que de todas las demás enfermedades infecciosas—AUNQUE HAYA CURA. ¿Un motivo? La compañía farmacéutica que la controla cobra más de $1,000 por pastilla, lo cual está fuera del alcance de la mayoría de los pacientes.

Ese no es el único ejemplo indignante de la manipulación de precios de las compañías farmacéuticas:

• El precio de una píldora común para combatir la infección se elevó de un día para otro de $13.50 a $750—un aumento de casi 5000%. • El costo promedio anual de los medicamentos especiales que más se utilizan se estima en $53,000—mayor que el ingreso medio de los habitantes de un hogar / grupo familiar de la nación ($52,000) y casi 3 1/2 veces más que los beneficios promedios anuales del Seguro Social de $15,000. • Un medicamento contra el cáncer cuesta $300,000 al año.

Las compañías farmacéuticas ponen las ganancias por encima de las personas, el retorno para los accionistas por encima de la cura para los pacientes. ¿De qué sirven los medicamentos milagrosos que pueden salvar vidas si tienen un precio tan alto que los pacientes no pueden pagarlo—y miles están muriendo como consecuencia?

La Propuesta 61, la Ley de Reducción de Precios de Medicamentos de California, lucha contra la manipulación de precios de las compañías farmacéuticas. Y se espera que salve vidas. Así es como funcionaría: La Ley requeriría que el Estado de California negocie con las compañías farmacéuticas para que los precios no sean más elevados que los montos que paga el Departamento de Asuntos para Veteranos (Dept. of Veterans Affairs, DVA) de EE.UU. por los mismos medicamentos.

¿Por qué el Departamento de Asuntos para Veteranos? Porque a diferencia de Medicare, el DVA negocia los precios de los medicamentos y paga en promedio entre 20-24% menos por los medicamentos que otras agencias del gobierno; hasta un 40% menos que Medicare Parte D. La Ley de Reducción de Precios de Medicamentos faculta al Estado de California, como el comprador de los cuidados de la salud para millones de Californians, a negociar los mismos acuerdos o incluso acuerdos mejores para los contribuyentes, lo que podría ahorrar miles de millones en costos de cuidados de la salud.

Las compañías farmacéuticas están planificando gastar $100 millones para luchar contra esta iniciativa de ley porque saben que causaría una presión para bajar TODOS los precios de los medicamentos—y reduciría sus excesivas ganancias.

No se fíe solo de lo que le decimos; existe una publicación para los ejecutivos farmacéuticos llamada la Prop. 61 "ZONA CERO" en la lucha nacional por precios más bajos de medicamentos, que advierte lo siguiente:

Si los electores de California aprueban esta propuesta . . . [esta] provocaría sin duda alguna una demanda inmediata para que el mismo tipo de descuento VA esté disponible en otros estados, el gobierno federal y probablemente entidades [de planes de salud] privados, también. EN RESUMEN [ESTA] GENERARÍA UN DESASTRE EN LOS PRECIOS DE LOS MEDICAMENTOS DE TODA LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA DE EE.UU."

Pero un "desastre en los precios" para las compañías farmacéuticas igualmente reduciría los precios para los consumidores que estén en apuros.

La Prop. 61 está fuertemente apoyada por los 86,000 miembros de la Asociación de Enfermeros de California—la mayor organización de proveedores de cuidados de la salud en el estado; la Asociación Estadounidense de Personas Jubiladas (American Association of Retired Persons, AARP), el grupo más grande de jubilados en California, con 3.3 millones de miembros; la Liga Urbana; la Campaña por una California Saludable, incluyendo muchos sindicatos de trabajo; los Demócratas Progresistas de Estados Unidos; el Senador Bernie Sanders; el antiguo Secretario de Trabajo de EE.UU. Robert Reich; entre muchos otros.

ACOMPÁÑENOS EN LA LUCHA CONTRA LOS ALTOS PRECIOS DE LOS MEDICAMENTOS Y LA AVARICIA DE LAS COMPAÑÍAS FARMACÉUTICAS.

VOTE SÍ EN LA PROPUESTA 61. Para obtener más información, visite www.StopPharmaGreed.com.

ZENEI CORTEZ, RN, Co-Presidenta

Asociación de Enfermeros de California/Comité Organizador Nacional de Enfermeros

NANCY MCPHERSON, Directora Estatal

AARP California

EL SENADOR ART TORRES, (Ret.), Presidente

Partido Demócrata de California (1996-2009)

— Secretary of State Voter Info Guide

Argumento EN CONTRA

La Propuesta 61 es un esquema profundamente deficiente y costoso que no es lo que parece.

La Prop. 61 fue redactada y está siendo promovida por Michael Weinstein, el controvertido presidente de una organización que obtuvo más de $1 mil millones en ventas de medicamentos recetados y pólizas de HMO. Sospechosamente, dejó exenta a su propia HMO de tener que cumplir con la iniciativa de ley que él redactó y está promoviendo.

• Los Veteranos de Guerras en el Extranjero del Departamento de California advierten que la Prop. 61 perjudicaría a los veteranos. • La Asociación Médica de California, la cual representa a 41,000 doctores, advierte que la Prop. 61 reduciría el acceso del paciente a los medicamentos. • La Asociación de Contribuyentes de California advierte que la Prop. 61 impondría una nueva burocracia, papeleos y demandas—lo cual le costaría millones a los contribuyentes.

LA PROP. 61 NO SE APLICA AL 88% DE LOS CALIFORNIANOS. PERO IMPACTA NEGATIVAMENTE A TODOS LOS CALIFORNIANOS

La propuesta solo cubre a un grupo arbitrario de pacientes en ciertos programas del gobierno estatal, incluyendo algunos empleados del gobierno y los presos del estado. Más del 88% de los Californians están excluidos. Más de 10 millones de pacientes de Medi-Cal de bajos ingresos, 20 millones de Californians con seguro de salud privado y Medicare, y millones de otros—TODOS EXCLUIDOS.

LA PROP. 61 PODRÍA AUMENTAR LOS COSTOS DE MEDICAMENTOS RECETADOS PARA LOS VETERANOS

El Departamento de Asuntos para Veteranos recibe descuentos especiales en medicamentos recetados para los veteranos. Esta iniciativa de ley podría resultar en la eliminación de estos descuentos y el aumento de precios de los medicamentos recetados para los veteranos. Es por eso que la iniciativa de ley tiene en contra a más de una docena de grupos de veteranos, incluyendo los siguientes:

• Los Veteranos de Guerras en el Extranjero del Departamento de California

• Los Veteranos de la Guerra de Vietnam de Estados Unidos del Consejo de Estado de California

• La Legión Americana del Departamento de California

• La Organización de Veteranos Estadounidenses (American Veterans, AMVETS) del Departamento de California

LOS DOCTORES Y DEFENSERORES DE LOS PACIENTES EXPRESAN QUE LA PROP. 61 PERTURBARÍA EL ACCESO A LAS MEDICINAS NECESARIAS

La Prop. 61 daría lugar a un nuevo proceso burocrático de aprobación previa que interferiría con el acceso del paciente a las medicinas necesarias.

Los principales grupos de salud que se oponen a la Prop. 61, incluyendo:

• La Asociación Médica de California • el Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG)—Distrito IX/CA • la Coalición sobre el Cáncer de Ovario de la Gran California

LA PROP. 61 PROBABLEMENTE AUMENTARÍA LOS COSTOS ESTATALES DE LOS MEDICAMENTOS RECETADOS

La Prop. 61 daría lugar a la eliminación de los descuentos en medicamentos que el estado actualmente recibe—aumentado los costos estatales de los medicamentos recetados por decenas de millones al año. El Analista Legislativo no partidista del estado expresa que la iniciativa de ley podría elevar los gastos estatales de muchos medicamentos recetados.

AUMENTO EN LA BUROCRACIA, PAPELEOS Y COSTOS MÁS ELEVADOS PARA LOS CONTRIBUYENTES

La Asociación de Contribuyentes de California se opone a la Prop. 61. La iniciativa de ley es completamente vaga en la forma en que se implementaría. La aprobación de esta iniciativa de ley se traduciría en más burocracia del gobierno, papeleos y demandas a medida que las agencias estatales tienen dificultades para implementarla—lo cual le costaría millones a los contribuyentes.

EL PROMOTOR REDACTÓ DISPOSICIONES ESPECIALES PARA SU PROPIA ORGANIZACIÓN

El proponente dejó exento a su operación de mil millones de dólares y redactó las disposiciones que le daban un derecho especial para participar en demandas con respecto a esta iniciativa de ley. Esta disposición requiere que los contribuyentes de California le paguen a sus abogados—prácticamente un cheque en blanco.

La Propuesta 61 es otro ejemplo de una iniciativa de ley en la boleta electoral engañosa y costosa. Esta perjudicaría a los veteranos; pondría en peligro el acceso del paciente a los medicamentos necesarios; aumentaría los costos del estado de los medicamentos recetados; y añadiría más burocracia, papeleos y demandas—lo cual le costaría millones a los contribuyentes.

ÚNASE A LOS VETERANOS, DOCTORES, DEFENSORES DE LOS PACIENTES Y GRUPOS DE CONTRIBUYENTES: NO a la 61.

www.NoProp61.com

DALE SMITH, Comandante

Veteranos de Guerras en el Extranjero, Departamento de California

RANDY MUNOZ, Vicepresidente de la Asociación Latina de Diabetes

GAIL NICKERSON, Presidente

Asociación de Clínicas Rurales de Salud de California

— Secretary of State Voter Info Guide

Refutación al argumento A FAVOR

Los principales expertos han rechazado la alegación de los proponentes de que la Prop. 61 reduciría de alguna manera los precios de los medicamentos. De hecho, los EXPERTOS ADVIERTEN QUE LA PROP. 61 AUMENTARÁ LOS PRECIOS DE LOS MEDICAMENTOS.

La Asociación Médica de California, la organización médica más importante del estado que representa a 41,000 doctores, expresa lo siguiente:

"Mientras que los médicos de California están profundamente preocupados por el acceso económico a los medicamentos recetados, se evaluó esta iniciativa de ley y hemos concluido que es muy deficiente e inviable. Creemos que la iniciativa de ley probablemente aumentaría—no disminuiría—los costos del estado de los medicamentos recetados"

El Analista Legislativo del Estado de California, independiente y altamente respetado expresa que la Prop. 61 “podría elevar (al estado) los gastos en medicamentos recetados”.

La Asociación de Contribuyentes de California se opone a la Prop. 61 porque impondría una nueva burocracia y papeleos, y causaría un sinnúmero de demandas—LO CUAL LE COSTARÍA MILLONES A LOS CONTRIBUYENTES.

Los Veteranos de Guerras en el Extranjero (Veterans of Foreign Wars, VFW) del Departamento de California insta a votar NO por la propuesta 61 porque podría poner en peligro los descuentos especiales que se les da al Departamento de Asuntos para Veteranos de EE.UU. y AUMENTARÍA LOS PRECIOS DE LOS MEDICAMENTOS PARA LOS VETERANOS.

¿Quién está detrás de esta iniciativa de ley?

La Prop. 61 fue redactada por Michael Weinstein, presidente de una organización que aporta $1 mil millones al año vendiendo medicamentos con receta y las operaciones de las Organizaciones de Mantenimiento de la Salud (Health Maintenance Organization, HMO). Su grupo está gastando millones para financiar la campaña. Sin embargo, dejó exenta a su propia organización de sus disposiciones sobre los precios de los medicamentos. No debería pedirle a los Californians que aprueben una iniciativa deficiente que ni él mismo está dispuesto a cumplir.

La Prop. 61 TIENE EN CONTRA A MÁS DE 100 ORGANIZACIONES DE CALIFORNIA

• Los Veteranos de la Guerra de Vietnam de Estados Unidos del Consejo de Estado de California • La Asociación de Contribuyentes de California • la Asociación de Veteranos de Guerras en el Extranjero (VFW), el Departamento de California • la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color de California (National Association for the Advancement of Colored People, NAACP) • el Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (American Congress of Obstetricians and Gynecologists, ACOG)—Distrito IX/CA • la Asociación Médica de California

La Prop. 61 es profundamente deficiente y costosa. Vote NO.

www.NoProp61.com

STEVE MACKEY, Presidente

Veteranos de la Guerra de Vietnam de Estados Unidos, Consejo de Estado de California

WILLIAM M. REMAK, Presidente

Grupo de Trabajo sobre la Hepatitis C de California

ALICE A. HUFFMAN, Presidenta

NAACP de California

— Secretary of State Voter Info Guide

Refutación al argumento EN CONTRA

Las compañías farmacéuticas desean que usted crea que están oponiéndose a la Prop. 61 porque no cubriría todas las compras de medicamentos en California. Eso es tan ridículo como si la Asociación Nacional del Rifle (National Rifle Association, NRA) dijera que se opone a una prohibición de armas de asalto porque no cubre suficientemente los diferentes tipos de armas.

LAS COMPAÑÍAS FARMACÉUTICAS SOLO ESTÁN PREOCUPADAS POR MANTENER SUS PRECIOS Y GANANCIAS EXORBITANTES, ¡ASÍ DE SIMPLE!

No se deje engañar por su esperada campaña de distorsiones y falsedades de $100 millones. Votar en contra de la 61 solo permite que las compañías farmacéuticas continúen estafándolo a usted y a su familia.

A pesar de lo que le están diciendo a los electores, existe una razón por la que la campaña de votar No en la Prop. 61 está siendo FINANCIADA CASI TOTALMENTE POR COMPAÑÍAS FARMACÉUTICAS FUERA DEL ESTADO. Esto es lo que los fabricantes de medicamentos se están diciendo a sí mismos en publicaciones como la Pharmaceutical Executive:

"Está bastante claro que si esta propuesta de precios de California es aprobada, SE PODRÍA DESPRENDER UN INFIERNO PARA LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA ESTADOUNIDENSE . . . Sería sacudir las vigas de cada programa público estatal de medicamentos en la nación, así como los programas federales de Medicaid y Medicare."

Las compañías farmacéuticas también están amenazando antipatrióticamente con elevar los precios de los medicamentos para los veteranos, PERO ESA ES OTRA AMENAZA VACÍA. La ley federal REQUIERE descuentos para el Departamento de Asuntos para Veteranos; las compañías farmacéuticas no están vendiendo medicamentos a precios reducidos a los veteranos por la bondad de sus corazones.

Apoye la Prop. 61 junto con:

• La Asociación de Enfermeros de California • la AARP de California • La Liga Urbana • La Fundación de Cuidados de la Salud sobre el SIDA (AIDS Fundación de Cuidados de la Salud sobre el SIDA) • El Fondo de Acción de VoteVets • La Asociación de Organizaciones de Salud Comunitarias del Pacífico Asiático • Los Demócratas Progresistas de Estados Unidos

SOLO LA PROPUESTA 61 PERMITE QUE LOS CIUDADANOS COMUNES LUCHEN EN CONTRA DEL PODER Y LA AVARICIA DE LAS COMPAÑÍAS FARMACÉUTICAS.

www.StopPharmaGreed.com.

OTTO O. YANG, M.D, Director Científico

AIDS Fundación de Cuidados de la Salud sobre el SIDA

CAPITÁN SHAWN TERRIS, (Ret.), Presidente

Comité de Veteranos del Partido Demócrata de California

NOLAN V. ROLLINS, Presidente

La Liga Urbana de Los Angeles/Asociación de Ligas Urbanas de California

— Secretary of State Voter Info Guide

Sí on Prop. 61

Dinero total recaudado: $19,152,197

No on Prop. 61

Dinero total recaudado: $109,106,161

A continuación, están los primeros 10 contribuyentes que dieron más dinero a los comités que apoyan o se oponen a la(s) iniciativa(s) de ley.

Sí por Prop. 61

1
AIDS Healthcare Foundation
$18,780,562
2
California Nurses Association
$269,056
3
NORTHERN CALIFORNIA DISTRICT COUNCIL, ILWU
$1,000
4
BLUMENSTEIN, KIT
$600
4
CURTIS, CHRISTINE
$600
4
YORKIN, PEG
$600
5
CHAPPELLE, BETH
$500
5
MARTIN, RANDALL
$500
6
WHISLER, MARK
$461
7
HA, JOGEON
$400
7
LINCOLN, GREGORY
$400

No por Prop. 61

1
Merck
$9,420,395
1
Pfizer
$9,420,395
2
Johnson & Johnson
$9,301,646
3
Amgen
$7,673,222
4
AbbVie
$6,859,873
5
Sanofi
$6,720,945
6
AstraZeneca
$6,080,535
7
Allergan
$5,079,332
8
Novartis Corporation
$4,728,302
9
GlaxoSmithKline
$4,528,527

Sí on Prop. 61

Por estado:

California 99.95%
New York 0.01%
Texas 0.01%
Florida 0.00%
Other 0.03%
99.95%

Por tamaño:

Contribuciones grandes (99.58%)
Contribuciones pequeñas (0.42%)
99.58%

Por tipo:

De organizaciones (99.89%)
De individuos (0.11%)
99.89%

No on Prop. 61

Por estado:

New Jersey 34.92%
New York 17.12%
California 13.51%
Illinois 9.73%
Other 24.72%
34.92%17.12%13.51%9.73%24.72%

Por tamaño:

Contribuciones grandes (100.00%)
Contribuciones pequeñas (0.00%)
100.00%

Por tipo:

De organizaciones (100.00%)
De individuos (0.00%)
100.00%
Información del contacto de la campaña por el sí Prop. 61
Aref Aziz Yes on Prop. 61, Californians for Lower Drug Prices
Email Yes@StopPharmaGreed.com
Phone: (323) 601-8139
Address:
22815 Ventura Blvd.
#405
Los Angeles, CA 91364
Información del contacto de la campaña por el no Prop. 61
No on Prop. 61—Californians Against the Deceptive Rx
Email info@noprop61.com
Phone: (888) 279-8108
Use tabs to select your choice. Use return to create a choice. You can access your list by navigating to 'My List'.

En su boleta electoral real, puede votar 'sí' o 'no' por esta iniciativa.

Descargar copias de esta guía en

Comparta este sitio para ayudar a otras personas a investigar sus opciones para las votaciones.

PUBLISHING:PRODUCTION SERVER:PRODUCTION