Voter’s Edge California
Conozca la información antes de votar.
Voter’s Edge California
Ir a la parte superior de la página
Presentado por
MapLight
League of Women Voters of California Education Fund
November 8, 2016 — Elección General de California
Boleta y información de la votación para el Mendocino County.
Este archivo pertenece a una elección pasada.

— Bonos para instalaciones escolaresFinanciamiento para instalaciones de escuelas K-12 y colegios comunitariosInitiative Statute

November 8, 2016Elección General de California

State of California
Prop. 51 — Bonos para instalaciones escolares Initiative Statute - Majority Approval Required

Comparta Esta Página

To learn more about measures, follow the links for each tab in this section. For most screenreaders, you can hit Return or Enter to enter a tab and read the content within.

Resultados electorales

Se aprueba

7,516,142 votos si (55.2%)

6,104,294 votos no (44.8%)

  • 100% de distritos activos (24,847/24,847).

Autoriza $9 mil millones en bonos de obligación general para la nueva construcción y modernización de las instalaciones de escuelas públicas K-12, las instalaciones de escuelas autónomas subsidiadas por el gobierno y de educación vocacional, y las instalaciones de colegios comunitarios de California.

Fuente: The League of Women Voters of California Education Fund

Cómo está ahora

El estado de California ayuda a los distritos escolares y a los community colleges a pagar por la construcción de proyectos. Los distritos pueden solicitar dinero al estado, pero usualmente tienen que contribuir con algo de dinero también. Normalmente el estado paga de 50 a 60 por ciento de los costos de construcción de escuelas. El dinero para estos proyectos se separa del que se usa para contratar maestros o pagar programas educativos. Desde 1998, los bonos estatales han dado un total de $36 mil millones a instalaciones de kínder a 12o grado (K-12) y $4 mil millones para instalaciones de community colleges.

¿Qué pasa si se aprueba?

Permitir al estado vender nuevos bonos por $9 mil millones para instalaciones educativas. $7 mil millones se marcarían para instalaciones escolares públicas K-12 y $2 mil millones para instalaciones de community colleges. Los distritos escolares podrían solicitar fondos para comprar terrenos, reparar edificios viejos o construir nuevas instalaciones. El dinero de la Prop 51 no podría usarse para contratar maestros o pagar programas educativos.

Efectos en el presupuesto estatal

Efectos en el presupuesto estatal: El costo total para pagar los bonos más los intereses sería de $17.6 mil millones. Se harían pagos de unos $500 millones anuales por unos 35 años.

La gente a favor dice

• Muchas de nuestras escuelas necesitan reparaciones y actualizaciones para hacerlas seguras para nuestros niños.

• La Prop 51 mejorará la educación en general y ayudará a expandir el espacio en los community colleges de modo que puedan asistir más alumnos.

La gente en contra dice

• La Prop 51 haría crecer la deuda del estado, que ya es de más de $400 mil millones.

• Las propuestas de bonos deberían aprobarse localmente, dando a las comunidades control sobre cómo
gastar el dinero.

Fuente: Fondo Educativo de la Liga de Mujeres Votantes

La pregunta

¿Debería el estado vender bonos de obligación general por $9 mil millones para usarse en mejorar las instalaciones de educación pública?

La situación

El estado provee fondos a proyectos para escuelas a través de bonos de obligación general, los cuales deben ser aprobados por los votantes. De 1998 a 2006, los votantes aprobaron $40 mil millones en tales bonos. Los pagos del estado en 2016-17 por el servicio de la deuda por bonos previos suman la cantidad de $2.4 mil millones para escuelas K-12 (kínder a 12º grado) y de $300 millones para community colleges. Prácticamente, todos los fondos de los bonos emitidos anteriormente ya se han gastado.

Bajo el Programa de Instalaciones Escolares estatal vigente, las escuelas someten propuestas de proyectos al estado. Las propuestas pueden ser para comprar terrenos, construir edificios y/o renovar edificios existentes. En la mayoría de los casos, las escuelas que reciben fondos estatales deben contribuir con fondos locales. Los fondos locales cubren 40 o 50 por ciento del costo del proyecto, dependiendo del tipo de proyecto. Las escuelas que no tienen suficientes fondos pueden solicitar una donación de fondos adicionales de hasta 100 por ciento del costo el proyecto. No existe una estructura similar de donación de fondos para los community colleges.

Los distritos escolares y los community colleges pueden vender bonos de obligación general a nivel local para ayudar a cubrir los costos de proyectos para instalaciones, los que también deben ser aprobados por los votantes. Desde 1998, los distritos escolares y los community colleges han vendido unos $64 mil millones y $21 mil millones, respectivamente, en bonos de obligación general a nivel local para proyectos de instalaciones.

La propuesta

La Prop. 51 autorizaría al estado vender $9 mil millones en bonos de obligación general: $6 mil millones para modernizar instalaciones de viejas escuelas públicas K-12 o para construir nuevas; $2 mil millones para instalaciones de community colleges; y $1,000 millones para instalaciones de escuelas charter y vocacionales.

Efectos fiscales

El estado probablemente emitiría estos bonos en un periodo de unos cinco años y haría pagos del Fondo General por un periodo de unos 35 años. Si los bonos se vendieran a una tasa de interés promedio de cinco por ciento, el costo total para pagar los bonos sería de $17.6 mil millones, incluyendo el capital y los intereses. El pago promedio anual sería de unos $500 millones, menos de medio punto porcentual del presupuesto actual del Fondo General del estado.

Dada la disponibilidad de fondos estatales adicionales, algunos distritos escolares y de los community colleges locales podrían recaudar y gastar más a nivel local, mientras que otros colectarían y gastarían menos localmente.

Sus partidarios dicen

Un bono para todo el estado es la mejor opción para cubrir las necesidades de construcción de las escuelas de California. Los votantes locales aún podrían controlar la forma en que se gasten los fondos del bono.

Muchas escuelas y community colleges a lo largo del estado tienen instalaciones obsoletas y necesitan reparaciones para cumplir con los estándares básicos de salud y seguridad.

Sus oponentes dicen

Las propuestas para un bono local de escuelas funcionan mejor que uno para todo el estado. Tener control local es la mejor manera de minimizar el gasto gubernamental.

Los fondos de la Prop. 51 irían a los que estén en primera fila. Los distritos más grandes y ricos recibirían la mayoría de los fondos, pues tienen los recursos para solicitarlos con mayor rapidez.

Resumen

Autoriza $9 mil millones en bonos de obligación general: $3 mil millones para nuevas construcciones y $3 mil millones para la modernización de instalaciones de escuelas públicas K-12, $1 mil millones para instalaciones de escuelas autónomas subsidiadas por el gobierno y de educación vocacional, y $2 mil millones para instalaciones de universidades comunitarias de California.
Prohíbe la enmienda a la autoridad existente de recaudar tarifas a constructores para financiar instalaciones escolares, hasta que se gasten los nuevos ingresos provenientes de los bonos de construcción o hasta el 31 de diciembre de 2020, lo que ocurra primero.
Prohíbe la enmienda al proceso de la Junta de Asignación Estatal de asignar financiamiento para construcción escolar, respecto a estos bonos.
Asigna dinero del Fondo General para liquidar los bonos.
Resumen del cálculo del analista legislativo del impacto fiscal neto sobre los gobiernos estatal y locales:
Costos del estado de aproximadamente $17.6 mil millones para liquidar tanto el capital ($9 mil millones) como los intereses ($8.6 mil millones) de los bonos. Pagos de aproximadamente $500 millones al año durante 35 años.

— Attorney General of California

Antecedentes

California Tiene 8.3 Millones de Estudiantes Inscritos en los Niveles K–14 de la Educación Pública. Este sistema de escuelas públicas que abarca desde el jardín de niños hasta el grado 12 (K–12) tiene aproximadamente 6.2 millones de estudiantes, 10,000 escuelas (incluidas 1,100 escuelas autónomas), 950 distritos escolares y 58 oficinas de educación en los condados. Los Colegios Comunitarios de California tienen actualmente 2.1 millones de estudiantes en 113 recintos universitarios distribuidos en 72 distritos. Estos Colegios Comunitarios ofrecen clases de Inglés, otros cursos básicos y Educación Cívica, así como capacitación laboral, diplomaturas de dos años y preparación para la universidad.

Proyectos de Instalaciones para los Grados K-12 de Escuelas Públicas Sujetos a Revisión Estatal. Según el actual Programa de Instalaciones Escolares del estado las escuelas pueden presentar propuestas ante la Oficina para la Construcción de Escuelas Públicas de California. Las propuestas pueden ser para comprar terrenos, construir edificios nuevos o modernizar los existentes (es decir, renovarlos). Las escuelas pueden recibir financiamiento para construcciones nuevas si no tienen espacio suficiente para los estudiantes actuales y futuros. También pueden obtener fondos para modernizar edificios cuya construcción data de 25 años como mínimo.

Programa Basado en Aportes Estatales y Locales. En la mayoría de los casos, las escuelas que reciben subvenciones estatales para los proyectos que fueron aprobados deben aportar fondos locales. En el caso de la compra de terrenos y de proyectos de construcción nuevos, la participación estatal y local para afrontar los costos son del 50%. En los proyectos de modernización la participación estatal es del 60% y la local del 40%. Si las escuelas no tienen suficiente financiamiento pueden solicitar más subsidios estatales y cubrir hasta el 100% de los costos del proyecto, y de ese modo reducir o eliminar los aportes locales.

Particularidades del Programa para Dos Tipos de Proyectos de Instalaciones para Grados K-12. Las obras en instalaciones para educación técnica profesional y escuelas autónomas se reglamentarán, con algunas diferencias, mediante la mayoría de las reglas básicas del programa. Aunque el estado paga el 60% de los costos de la mayoría de los proyectos de modernización, en el caso de la educación técnica profesional y las escuelas autónomas se hace cargo del 50%. (Los costos de las construcciones nuevas se distribuyen en partes iguales.) En cuanto a la educación técnica profesional los subsidios del estado también se limitan a $3 millones en las instalaciones nuevas y $1.5 millones en las modernizaciones. Las propuestas de proyectos para escuelas autónomas también deben someterse a una revisión especial por parte del estado para determinar si la escuela es solvente. Además de estas reglas especiales, las escuelas que no logran cubrir la participación local en estos dos tipos de proyectos pueden solicitar préstamos estatales (en vez de pedir más subvenciones estatales). El pago de los préstamos para educación técnica profesional y escuelas autónomas tienen plazos máximos de 15 y 30 años, respectivamente.

Proyectos de Instalaciones en Colegios Comunitarios Aprobados en el Presupuesto Anual. Aunque los colegios comunitarios de educación terciaria también pueden recibir financiamiento estatal para comprar terrenos, construir edificios nuevos y modernizar los existentes, el proceso de solicitud y aprobación de los proyectos es diferente del utilizado en el caso de las instalaciones para los grados K–12. Para recibir financiamiento estatal, los distritos de los colegios comunitarios deben presentar propuestas de proyectos ante el Canciller del sistema de colegios comunitarios. El Canciller será quien decida cuáles serán los proyectos que se presentarán ante la Legislatura y el Gobernador, para que luego se aprueben dentro del presupuesto estatal y cuenten con financiamiento en virtud de la ley de presupuesto del estado.

Diferentes Aportes Locales para Instalaciones de Colegios Comunitarios. A diferencia de las instalaciones para los grados K-12, la ley estatal no especifica cómo deben ser los aportes estatales y locales destinados a instalaciones de colegios comunitarios. En cambio, el Canciller califica todos los proyectos de instalaciones presentados mediante un sistema de puntos. Los proyectos de los colegios comunitarios que cuenten con mayores aportes locales obtendrán más puntos.

La Principal Fuente de Financiamiento del Estado para las Instalaciones de las Escuelas Públicas y los Colegios Comunitarios Proviene de la Venta de Bonos de Obligación Garantizados por el Estado. Normalmente, el estado los emite bonos de obligación para pagar proyectos de instalaciones. Estos bonos se deben aprobar por mayoría. Desde 1998 hasta 2006, los votantes aprobaron cuatro bonos por un total de $36 mil millones para instalaciones de grados K–12 y $4 mil millones para colegios comunitarios. Los votantes no han aprobado nuevos bonos estatales para instalaciones desde 2006. En la actualidad, ya no quedan más fondos provenientes de bonos estatales para instalaciones escolares y colegios comunitarios. (Para obtener más información acerca del uso de los bonos por parte del estado, vea "Perspectiva General de la Deuda de Bonos Estatales" que se presenta más adelante en esta guía del votante.)

El estado amortiza los bonos después de un tiempo mediante pagos anuales por servicio de deuda. En 2016 y 2017 el estado pagará $2.4 mil millones por el servicio de deuda de los bonos de obligación del estado emitidos anteriormente para instalaciones escolares y $300 millones para instalaciones de colegios comunitarios.

Los Distritos Recaudan Fondos para Instalaciones Principalmente Mediante Bonos de Obligación Locales. Los distritos de las escuelas públicas y de los colegios comunitarios pueden vender bonos de obligación locales para ayudar a cubrir los costos de los proyectos de instalaciones educativas. Deben obtener como mínimo el 55% de los votos para aprobar la venta de estos bonos locales. Desde 1998, los distritos de las escuelas públicas y de los colegios comunitarios han vendido $64 mil millones y $21 mil millones, respectivamente, en bonos de obligación locales para proyectos de instalaciones educativas.

Escasas Fuentes de Financiamiento Locales. Además de los bonos locales, los distritos escolares pueden recaudar fondos para instalaciones educativas mediante el cobro de aranceles para nuevas construcciones. Desde 1998, han recaudado $10 mil millones por este concepto. (Los colegios comunitarios no tienen esta opción para recaudar fondos.) Tanto los distritos de las escuelas como los de los colegios comunitarios pueden recaudar fondos locales destinados a instalaciones mediante otros métodos, por ejemplo, mediante el cobro de impuestos sobre los terrenos del distrito escolar, aunque lo hacen con mucha menor frecuencia.

— Legislative Analyst's Office

Análisis del analista legislativo / Proposal

Como se muestra en la Figura 1, esta iniciativa de ley permite al estado vender $9 mil millones en bonos de obligación destinados a instalaciones en escuelas públicas y colegios comunitarios.
Instalaciones en Escuelas con Grados K–12. Como se muestra en la figura, los $7 mil millones destinados a instalaciones en escuelas públicas con grados K-12 se asignan a cuatro tipos de proyectos: construcciones nuevas, modernización e instalaciones para educación técnica profesional y escuelas autónomas. Las reglas del programa actual del estado que se aplican a instalaciones escolares servirían para reglamentar estos fondos.
Instalaciones en Colegios Comunitarios. Los $2 mil millones destinados al financiamiento de colegios comunitarios se asignan a cualquier proyecto vinculado a instalaciones educativas, ya sea compra de terrenos, construcción de edificios nuevos o modernización de los existentes y compra de equipos. Según la práctica vigente, la Legislatura y el Gobernador aprueban determinados proyectos de instalaciones en colegios comunitarios de educación terciaria que se financian mediante la venta de bonos en virtud de la ley de presupuesto anual.

— Legislative Analyst's Office

Efectos fiscales

Esta Iniciativa de Ley Podría Incrementar los Costos del Servicio de Deuda del Estado. El costo generado para el estado al emitir los bonos propuestos dependerá del momento de la venta, de la tasa de interés vigente y del plazo de pago del bono. El estado podrá emitir estos bonos durante un periodo de cinco años y pagar el capital y los intereses utilizando el Fondo General del estado (su principal cuenta de operación) con un plazo de aproximadamente 35 años. Si los bonos se venden a una tasa de interés promedio de 5 %, el costo total para cancelar los bonos será de $17.6 mil millones ($9 mil millones por el capital más $8.6 mil millones por los intereses). El pago promedio anual será de aproximadamente $500 millones. Esta cantidad es menos de la mitad del 1 % del presupuesto actual del Fondo General del estado. 

 

La Iniciativa de Ley Podría Afectar la Recaudación de las Rentas Locales y su Aplicación para la Construcción de Instalaciones Escolares. La aprobación de un nuevo bono estatal probablemente influirá en las medidas que tome el distrito escolar local. Esto se explica porque los distritos de las escuelas y los colegios comunitarios tienen la obligación de obtener aportes locales para sus instalaciones si quieren recibir financiamiento estatal. No hay certeza de cuál será el efecto sobre las medidas que podrían tomar. Por un lado, algunos distritos escolares y de colegios comunitarios podrían recaudar y gastar más fondos locales, dada la mayor disponibilidad de fondos estatales. Por consiguiente, podrían hacerse más obras en instalaciones educativas en estos distritos durante los próximos años. En cambio, otros distritos escolares y de colegios comunitarios podrían recaudar y gastar menos fondos locales ya que debido a la mayor disponibilidad de fondos estatales no tendrían necesidad de hacer frente a todos los costos de los proyectos de sus instalaciones. Estos distritos podrían llevar a cabo la misma cantidad de proyectos sin que sea necesaria la emisión de un nuevo bono estatal. Podrían utilizar los nuevos fondos estatales que tienen disponibles para compensar los importes que podrían haber recaudado localmente. 

 

— Legislative Analyst's Office

Tax rate

[{"analysis_id":"24","media_partner_id":"25"},{"analysis_id":"24","media_partner_id":"26"},{"analysis_id":"24","media_partner_id":"27"},{"analysis_id":"24","media_partner_id":"28"}]

Un voto por el SÍ significa

Un voto "SÍ" por esta iniciativa de ley implica que: El estado podría vender $9 mil millones en bonos de obligación general para establecimientos educativos ($7 mil millones para establecimientos de escuelas públicas K-12 y $2 mil millones para establecimientos de colegios comunitarios).

Un voto por el NO significa

El estado no tendrá la autoridad para vender nuevos bonos de obligación general para las escuelas públicas K–12 y los establecimientos de los colegios comunitarios.

Argumento A FAVOR

[{"analysis_id":"24","media_partner_id":"25"},{"analysis_id":"24","media_partner_id":"26"},{"analysis_id":"24","media_partner_id":"27"},{"analysis_id":"24","media_partner_id":"28"}]

Argumento A FAVOR

LA PROP. 51 HACE DE LA PROTECCIÓN AL ESTUDIANTE UNA MÁXIMA PRIORIDAD.

Muchas escuelas y colegios comunitarios son anticuadas y necesitan reparaciones para cumplir con los estándares básicos de salud y seguridad; entre ellas, readaptación de seguridad contra terremotos, seguridad contra incendios, y remoción de asbestos, pintura de plomo y tuberías. La Prop. 51 ayudará garantizar que nuestras escuelas locales sean modernas y seguras para los estudiantes.

LA PROP. 51 AYUDARÁ A TODOS LOS ESTUDIANTES DE CALIFORNIA A OBTENER UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD.

"Nada es más desalentador que enseñar a los estudiantes cuando nuestras aulas se están cayendo y no brindan acceso a las necesidades académicas básicas de los estudiantes. Para ayudar a los estudiantes a tener éxito, la Prop. 51 reparará las escuelas anticuadas y deterioradas y modernizará la tecnología en el aula, bibliotecas y los laboratorio de ciencias y computación".—Tim Smith, Maestro del año de California en 2014, Escuela Secundaria Florin

MEJORAR LA EDUCACIÓN VOCACIONAL Y AYUDAR A LOS VETERANOS QUE REGRESAN.

"La Prop. 51 les permite a las escuelas locales y a los colegios comunitarios actualizar las aulas de educación vocacional de modo que los estudiantes puedan formarse en carreras bien remuneradas y contribuir con la creciente economía de California. Y, les debemos a nuestros veteranos el brindarles formación y ayuda en la transición al lugar de trabajo".—Tom Torlakson, Superintendente Estatal de Enseñanza Pública

AUMENTA EL ACCESO A UNA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA ASEQUIBLE.

"Al mejorar y reparar las instalaciones de nuestros colegios comunitarios, podemos aumentar el acceso a una educación superior asequible y de calidad para todos los californianos. Nuestros colegios comunitarios contribuyen a la fortaleza económica y social de las comunidades locales en todo el estado y ayuda a los estudiantes universitarios a evitar miles de dólares en deudas. Necesitamos mostrar nuestro apoyo a los estudiantes de California".—Jonathan Lightman, Director Ejecutivo, Asociación de Profesores de los Colegios Comunitarios de California

CALIFORNIA ENFRENTA UN GRAN RETRASO EN LOS PROYECTOS VECINALES.

"Los enfermeros escolares están conscientes de la necesidad de mejorar las instalaciones de las escuelas; la sobrepoblación, la plomería y otros problemas ambientales que requieren las modificaciones necesarias para mantener la óptima salud y seguridad de los estudiantes, profesores y personal serán abordados por la Prop. 51".—Kathy Ryan, Presidenta, Organización de Enfermeros Escolares de California

PROTEGE EL CONTROL LOCAL SOBRE CADA PROYECTO.

"La Prop. 51 protegerá el control local al exigir que el financiamiento solo se use para los proyectos de mejoramiento de las escuelas aprobados por las juntas de las escuelas locales y colegios comunitarios. Todo el dinero debe invertirse en la localidad, donde los contribuyentes tengan voz para decidir cuál es la mejor forma de usar estos fondos para mejorar las escuelas de sus vecindarios".—Chris Ungar, Presidente, Asociación de Juntas Escolares de California

UNA MANERA FISCALMENTE RESPONSABLE DE MODERNIZAR Y REPARAR LAS ESCUELAS CON UNA FUERTE RESPONSABILIDAD DEL CONTRIBUYENTE.

"Un bono a nivel estatal es la mejor opción para suplir las necesidades de construcción de las escuelas de California, ya que la educación es un asunto estatal. Sin este bono, los contribuyentes locales enfrentarán impuestos locales más altos sobre la propiedad, lo que crea desigualdades entre las escuelas en diferentes comunidades, trata de forma distinta a los contribuyentes y carece de disposiciones de fuerte responsabilidad".—Teresa Casazza, Presidenta, Asociación de Contribuyentes de California

NO PODEMOS ESPERAR MÁS TIEMPO.

En diez años no hemos aprobado un bono escolar a nivel estatal y ahora nos enfrentamos a un retraso masivo de proyectos de escuelas locales. Nuestras escuelas están en la desesperada necesidad de modernizaciones y reparaciones para mantener a nuestros estudiantes seguros y garantizar que tengan instalaciones donde ellos puedan aprender.

La Prop. 51 ayudará a nuestros estudiantes y veteranos a tener éxito.

POR FAVOR ÚNASE A NOSOTROS VOTANDO SÍ POR LA PROP. 51.

JUSTINE FISCHER, Presidenta

PTA del Estado de California

KEN HEWITT, Presidente

Asociación de Maestros Jubilados de California

LARRY GALIZIO, Director Ejecutivo

Liga de Colegios Comunitarios de California

— California Secretary of State Voter Info Guide

Argumento EN CONTRA

[{"analysis_id":"24","media_partner_id":"25"},{"analysis_id":"24","media_partner_id":"26"},{"analysis_id":"24","media_partner_id":"27"},{"analysis_id":"24","media_partner_id":"28"}]

Argumento EN CONTRA

Los bonos son deudas que deben reembolsarse con intereses, con el tiempo. Desde 1998, los electores de California han aprobado $35 mil millones en bonos para construir escuelas en el estado. Todos fueron colocados en la boleta electoral por la Legislatura y rechazadas por el Gobernador. La Propuesta 51 es diferente. La Legislatura no colocó la Propuesta 51 en la boleta electoral. Y el Gobernador se opone.

Nos unimos al Gobernador en el lado opositor porque la Propuesta 51 es: INASEQUIBLE:

Los californianos ya están pagando $2 mil millones cada año en bonos escolares del estado. La Propuesta 51 costaría $500 millones adicionales cada año—dinero que el estado no tiene.

En total, California tiene más de $400 mil millones en deuda y compromisos financieros. El Gobernador Brown llama a esto un "muro de deuda". Pedir prestado más dinero que no podemos pagar es insensato.

IRRESPONSABLE:

Con los bonos escolares locales, las comunidades controlan el gasto. Con los bonos escolares estatales, los burócratas y sus amigotes toman el control. El control local es la mejor manera de minimizar el despilfarro gubernamental.

INNECESARIA:

Para la construcción de escuelas, las iniciativas de ley de bonos locales funcionan mejor que los bonos a nivel estatal. En junio pasado los electores aprobaron más de 90% de bonos escolares locales en la boleta electoral, otorgando más de $5.5 mil millones para la construcción de escuelas. Se espera que la matrícula escolar disminuya en los próximos 10 años. La Propuesta 51 desperdicia dinero favoreciendo la construcción de nuevas escuelas por encima de la remodelación de las escuelas existentes.

DESIGUAL:

El fondo de la Propuesta 51 iría para aquellos que están de primeros en la línea. Los grandes distritos adinerados se llevarían "la mayor parte" porque tienen personal dedicado que realiza todo el papeleo. Esto deja por fuera a los distritos más pequeños y más pobres, que son los que más necesitan la ayuda. Esto es moralmente incorrecto.

REFORMA PRIMERO:

La Propuesta 51 no hace nada para cambiar el burocrático programa de bono estatal que no se ajusta a nadie. Los distritos escolares pequeños con necesidad no pueden costear a consultores costosos utilizados por las escuelas grandes y acaudaladas.Las reformas al programa son necesarias para que los distritos en desventaja obtengan el dinero que merecen.

En febrero pasado el Gobernador Brown le dijo a Los Angeles Times, "Estoy en contra del bono de $9 mil millones de los desarrolladores . . . [esto] derrocha el dinero que sería mucho mejor invertido en las comunidades de bajos recursos"

Brown también dijo que las promesas de beneficio a los empleados estatales son "obligaciones tan masivas que es tentador ignorarlas . . . Es posible que no podamos pagarlos en un año, ni en dos, ni siquiera en 10. Sin embargo, es nuestra obligación moral hacerlo —particularmente antes de que contraigamos nuevos compromisos". Nosotros estamos de acuerdo.

La Propuesta 51 es apoyada por empresarios y políticos que se benefician más del gasto del estado. La opción del Sí por la 51 ya ha recaudado más $6 millones de aquellos que se beneficiarían más, que incluye a la Coalición para la Vivienda y Escuela Adecuada (CASH) y la Asociación de la Industria de la Construcción de California.

La Red de Acción de Contribuyentes de California es una organización de voluntariado, no partidista y sin fines de lucro que promueve la responsabilidad y la transparencia fiscal en el gobierno local. Combatimos el secreto gubernamental, el despilfarro y la corrupción, y buscamos garantizar que todos reciban un buen valor para sus dólares de impuesto. Somos personas como ustedes que apoyan la calidad de las escuelas y deseamos la responsabilidad fiscal del gobierno sin despilfarro.

Únanse a nosotros para votar NO por la Propuesta 51.

www.caltan.org

G. RICK MARSHALL, Jefe Directivo Financiero

Red de Acción de Contribuyentes de California

WENDY M. LACK, Directora

Red de Acción de Contribuyentes de California

— California Secretary of State Voter Info Guide

Refutación al argumento A FAVOR

Desde 2001, hemos aprobado más de $146 mil millones en bonos estatales y locales para reparar las escuelas en California. Todavía los partidarios de la Prop. 51 siguen alegando que nuestras escuelas no "cumplen con los estándares básicos de salud y seguridad".

¿A dónde fue ese dinero?

INVITA AL FRAUDE:

La última auditoría al bono escolar a nivel estatal realizada por Departamento de Finanzas de California encontró MILES DE MILLONES EN RIESGO de "ser utilizados para propósitos secundarios . . . si se deja no resuelto . . . continuará afectando negativamente la responsabilidad del bono".

Los fondos de bonos pueden ser mal utilizados porque las salvaguardas de la inversión no se implementan o no funcionan.

Tanto el Gobernador Jerry Brown como la Procuradora General Kamala Harris han planteado esta inquietud.

La Prop. 51 mantiene vigente este sistema defectuoso.

BLOQUEA LAS REFORMAS:

La Prop. 51 ata las manos de los legisladores y bloquea las reglas actuales. Secuestra nuestra democracia al restringir a los legisladores de corregir las reglas que le niegan a las escuelas menos favorecidas la ayuda que necesitan.

Esto garantiza que los constructores no paguen su justa porción.

PERMITE EL GASTO IMPRUDENTE:

Los bonos son costosos. Se requieren dos dólares de impuestos para reembolsar cada dólar prestado. Los bonos deben usarse para cosas que duren por décadas. Increíblemente, los fondos de la Prop. 51 pueden invertirse en equipos con 10 años "de vida útil promedio". Los pagos de bono durarán por más décadas.

Esto es como comprar tu almuerzo con una hipoteca de 30 años y pagar por ello muchas veces más.

La Prop. 51 puede ser la iniciativa de ley más subjetiva y tortuosa jamás presentada ante los electores de California. Fue creada por la industria de la construcción para beneficio de dicha industria.

Visite StopProp51.org. Vea quién está detrás de la campaña por el Sí.

¡VOTE NO por la 51!

G. RICK MARSHALL, Jefe Directivo Financiero

Red de Acción de Contribuyentes de California

WENDY M. LACK, Directora

Red de Acción de Contribuyentes de California

— California Secretary of State Voter Info Guide

Refutación al argumento EN CONTRA

La Prop. 51 garantiza que cada estudiante de California tenga la oportunidad de aprender en escuelas seguras, modernas, a la vez que se protege a los contribuyentes.

LA PROP. 51 NO ES UN AUMENTO DE IMPUESTO.

La Prop. 51 es un bono que se reembolsará de una cantidad muy pequeña de la renta estatal anual EXISTENTE para reparar y modernizar las escuelas locales. NO aumenta los impuestos.

PROTEJA A LOS CONTRIBUYENTES DE IMPUESTOS LOCALES MÁS ALTOS.

Sin comparar los dólares de un bono escolar a nivel estatal, los contribuyentes enfrentarían impuestos locales más altos sobre la propiedad para pagar las reparaciones y mejoras de las escuelas, y es posible que algunos distritos escolares nunca puedan pagar la reparación de las escuelas por su cuenta. Esta sociedad entre el estado y los distritos escolares locales ha financiado de forma justa las reparaciones de las escuelas para todos los estudiantes.

REQUIERE UNA FIRME RESPONSABILIDAD.

La Prop. 51 coloca a los electores locales en control en cuanto a cómo se invierte el dinero del bono escolar. Requiere auditorías anuales y estándares firmes de contabilidad.

LA PROP. 51 HACE DE LA PROTECCIÓN A LOS ESTUDIANTES UNA PRIORIDAD.

Muchas escuelas y colegios comunitarios son anticuadas y necesitan reparaciones para cumplir con los estándares básicos de salud y seguridad; entre ellas, readaptación de seguridad contra terremotos, seguridad contra incendios, y remoción de asbestos, pintura de plomo y tuberías. Estas reparaciones son vitales para mantener seguro a cada estudiante.

SÍ POR LA PROP. 51.

La Prop. 51 ayudará a cada estudiante de California a obtener educación de calidad, mayor acceso a una educación universitaria asequible y mejorar la formación vocacional para los veteranos y estudiantes que se preparan para el campo laboral.

La Prop. 51 es apoyada por grupos de contribuyentes, maestros, comerciantes, Republicanos y Demócratas. Véalo por usted mismo en www.californiansforqualityschools.com

Únase a nosotros en el respaldo de la Prop. 51.

CHRIS UNGAR, Presidente

Asociación de Juntas Escolares de California

TERESA CASAZZA, Presidenta

Asociación de Contribuyentes de California

LARRY GALIZIO, Director Ejecutivo

Liga de Colegios Comunitarios de California

— California Secretary of State Voter Info Guide

Sí on Prop. 51

Dinero total recaudado: $11,936,258

No on Prop. 51

undefined.

A continuación, están los primeros 10 contribuyentes que dieron más dinero a los comités que apoyan o se oponen a la(s) iniciativa(s) de ley.

Sí por Prop. 51

1
California's Coalition for Adequate School Housing
$2,324,500
2
California Building Industry Association
$1,583,378
3
Lewis Group of Companies
$275,100
4
Calatlantic Group
$262,600
5
California Association of Realtors
$250,000
6
Lennar
$237,600
6
TRI Pointe Homes
$237,600
7
JF Shea
$237,500
7
KB Home
$237,500
8
Taylor Morrison Homes
$225,100

No por Prop. 51

Sí on Prop. 51

Por estado:

California 87.67%
Arizona 4.55%
Texas 3.25%
Colorado 1.11%
Other 3.42%
87.67%

Por tamaño:

Contribuciones grandes (100.00%)
Contribuciones pequeñas (0.00%)
100.00%

Por tipo:

De organizaciones (98.25%)
De individuos (1.75%)
98.25%

No on Prop. 51

Información del contacto de la campaña por el sí Prop. 51
Californians for Quality Schools
Email info@californiansforqualityschools.com
Información del contacto de la campaña por el no Prop. 51
California Taxpayers Action Network
Email rick@StopProp51.org
Phone: (310) 346-7425
Address:
621 Del Mar Avenue
Chula Vista, CA 91910
Use tabs to select your choice. Use return to create a choice. You can access your list by navigating to 'My List'.

En su boleta electoral real, puede votar 'sí' o 'no' por esta iniciativa.

Descargar copias de esta guía en

Comparta este sitio para ayudar a otras personas a investigar sus opciones para las votaciones.

PUBLISHING:PRODUCTION SERVER:PRODUCTION